miércoles, mayo 31, 2023

Un sonido ‘de cine’ en el salón de tu casa: la magia de Dolby para tener una experiencia inmersiva en tus dispositivos

Una buena calidad de sonido y de imagen pueden marcar la diferencia cuando consumimos un producto audiovisual. Esa es la magia que conjuran en las oficinas de Dolby en Londres desde su fundación el 17 de mayo de 1965. De estos 58 años recién cumplidos, destaca la última década, con servicios como Dolby Atmos y Dolby Vision, que cada vez llegan a más dispositivos y servicios de entretenimiento.

Su tecnología está presente en las plataformas en streaming de música y series que consumimos (Netflix, Prime Video o Apple iTunes), en las salas de cines, en retransmisiones de fútbol e incluso en conciertos en vivo. Pero también en dispositivos a los que estamos habituados, como auriculares, ordenadores, televisores, altavoces y móviles. Para que la experiencia inmersiva que ofrecen llegue a los usuarios, primero tiene que investigarse, producirse y distribuirse y, en 20BITS, hemos podido ver dónde comienza el entretenimiento que después llega a los usuarios.

[embedded content]

Javier Foncillas, máximo responsable de partnerships y ventas de globales, señala en una entrevista para 20BITS que el principal reto de Dolby es que su tecnología, disponible en dispositivos de alta gama, «llegue a más sitios, a un coste más razonable, pero conservando el nivel de calidad». Este propósito va lográndose poco a poco y es algo de lo que ha sido testigo desde su entrada en la empresa en 2012, hace ya más de una década: «Cuando llegue era el momento en el que empezaba todo: acababa de salir Atmos y, al principio, era para la gran pantalla, pero dijimos ‘esto tiene que llevarse a las casas’ y empezamos a hacerlo para barras de sonido, altavoces, teles, móviles, auriculares, portátiles… Ahora estamos con el tema de los coches».

De la gran pantalla a las televisiones

Los contenidos que utilizaban Dolby Atmos y Dolby Vision en un principio estaban destinados a las salas de cine, para las “películas de Hollywood”, pero esto fue cambiando y mejorando. Por ejemplo, en la visita a las oficinas de la empresa, mostraron cómo separaban la música y los efectos, de la audiodescripción y de los diálogos, gracias a Atmos AC-4.

Este es el esquema de un audio normal [izquierda] de una película al que tiene Dolby Atmos AC-4 [derecha].
Este es el esquema de un audio normal [izquierda] de una película al que tiene Dolby Atmos AC-4 [derecha].
Dolby

Con la nueva tecnología, la firma ha conseguido que, tanto desde la televisión como desde el portátil o el móvil, se pueda subir el volumen de la voz de los actores cuando hablan para que suene por encima de los efectos y no perderse ninguna palabra del guion. Esto se puede ver en la nueva función de Prime Video de la que hablamos en abril: Dialogue Boost

Con la tecnología de Dolby, aquellos encargados de la edición de las películas pueden adaptar el sonido a lo que se consume. Es decir, el audio de un documental, donde el ambiente y los silencios pueden ser importantes, como es el caso de Formula 1: Drive to Survive, no será el mismo que en unos dibujos animados, como Elemental.

A pesar de que Dolby acerque su experiencia a los hogares, Foncillas detalla que la gente sigue yendo al cine para disfrutar de las películas a lo grande. De hecho, tras la pandemia, las estadísticas muestran que los amantes del cine «están apostando por experiencias en cines de mejor nivel, con Atmos».

Además, el experto cuenta que «existen ‘superpelis’ como Avatar» que hacen que todo el mundo vuelva al cine: «James Cameron está empeñado en que se vea en 3D en un Dolby Cinema para una experiencia más inmersiva».

James Cameron recomendaba la visualización de Avatar en Dolby Cinemas, como el de Power Station, en Londres.
James Cameron recomendaba la visualización de Avatar en Dolby Cinemas, como el de Power Station, en Londres.
Dolby

La transformación de la música

‘Rocket Man’ de Elton John es la sintonía de las oficinas de Dolby en Londres, pero no la versión tradicional, sino una modificada con Atmos. Gracias a esta tecnología, se logra que los usuarios escuchen la música como si los distintos instrumentos y las voces llegasen desde distintos espacios, pese a que el sonido salga desde dos auriculares.

Su trabajo en el área de la música consiste tanto en ofrecer una experiencia espacial a canciones del pasado como para ayudar a los artistas a crear nuevo contenido. De la música compuesta de cero penando en Atmos, destacan títulos como ‘Oxytocin’, de Billie Eilish, que para disfrutar de todos los matices que se tuvieron en cuenta para su creación, se tiene que utilizar los productos que ofrecen los servicios de Dolby.

«Cuando tú creas música en estéreo tienes que comprimir todos los instrumentos en dos canales, con Atmos tienes más espacio –explica Foncillas-. Entonces, aquí puedo meter una guitarra que no me ahogue la otra guitarra, y eso a los artistas les encanta».

Su tecnología se emplea en Abbey Road Sudios, el primer estudio de grabación especialmente diseñado del mundo de la música, que abrió sus puertas en 1931, por las que han pasado artistas como The Beatles. De hecho, a unos metros del edificio, se encuentra el mítico paso de cebra de la portada del álbum ‘Abbey Road’ (1969).

Los Abbey Road Studios están al lado del paso de cebra de la foto del álbum 'Abbey Road' de The Beatles que se grabó en el propio edificio.
Los Abbey Road Studios están al lado del paso de cebra de la foto del álbum ‘Abbey Road’ de The Beatles que se grabó en el propio edificio.
Dolby

Los estudios están llenos de fotografías en sus pasillos del famoso grupo y de otros grandes artistas que han pasado por ahí, como Pink Floyd, Oasis, Ed Sheeran, Lady Gaga, Amy Winehouse o Adele. Además, también ha sido el sitio en el que se han grabado las míticas bandas sonoras de filmes, como las de Star Wars, Gravity, Harry Potter y varias de Marvel.

Los partidos de fútbol en el salón de tu casa

A través de Dolby, los usuarios pueden disfrutar del deporte en sus televisores como si se encontrasen en un estadio de fútbol, en un pub con los dardos, en las pistas de la Fórmula 1, o en una cancha de tenis. No obstante, para que esto sea posible, las distribuidoras deben emitir en Atmos y Vision y los partidos deben producirse en Atmos y Vision, según destaca Foncilas.

Quienes pueden disfrutar de la calidad de Dolby en los deportes son los que los consuman en algunos canales de EEUU, Francia, Inglaterra o Alemania, entre otros. Foncillas cuenta para 20BITS que, en España, Movistar ofrece contenido Dolby para series, pero que todavía tienen que «dar un paso más» y usarlo para retransmitir la Liga.

Lo que ocurre en los estadios puede transportarse tanto en sonido como en imagen al salón de casa. Con Atmos, consiguen que lo que se escucha desde las gradas, los sonidos del campo o el derrape de un coche en la pista suenen mejor desde el sofá. Mientras tanto, con Dolby Vision, logran obtener más matices de color, con 1.000 millones de posibilidades, y con negros más negros y blancos más blancos.

[embedded content]

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Explore additional categories

Explore Other Classes